es
en

Deutschland

Italia

España

United Kingdom

United States

中国

Lietuva

Россия

Dispositivo compacto y pesado: Pulsar Axion XQ 38

Hace aproximadamente dos años que se presentó la serie compacta de dispositivos de imagen térmica Pulsar Axion. En su momento me sorprendieron por su precio razonable y sus dimensiones en miniatura. Un año más tarde, apareció la serie Pulsar Axion XQ, que tiene características significativamente avanzadas en comparación con la serie XM. Recientemente he probado el nuevo dispositivo Pulsar Axion LRF XQ38, del que hablaremos con más detalle.

Las series anteriores de dispositivos de imagen térmica Pulsar Axion XM y Pulsar Axion Key XM se basaban en una matriz bolométrica de 320×240 píxeles con una frecuencia de 50 Hz y un paso de píxeles de 12 micras. La nueva serie XQ tiene una matriz completamente diferente: 388x284 píxeles.

A primera vista, la diferencia en el tamaño de la matriz con la serie Pulsar Axion XM no es realmente significativa, pero se trata del paso de los píxeles: la Axion XQ utiliza matrices de 17 micras. Teniendo en cuenta esto, resulta que el tamaño real del XQ es aproximadamente un 30% mayor que el del XM. No es ningún secreto que la matriz del Pulsar Axion LRF XQ38 es similar a la utilizada en el Pulsar Helion XQ.

La imagen obtenida a partir de la matriz con un paso de píxeles mayor parece ser más completa y detallada, lo que ofrece más opciones para la identificación de objetivos. Además, esta matriz tiene una mayor sensibilidad térmica: su indicador de NETD (en inglés, diferencia de temperatura equivalente a ruido) es de 40 mK. Cuanto más bajo sea este valor, mejor. Por ejemplo, el valor de NETD era de 50 mK para la primera generación del Pulsar Helion XQ.

Para decirlo de un modo sencillo, NETD es la capacidad de una matriz para detectar la diferencia de temperatura entre puntos adyacentes. Las matrices con un valor NETD bajo funcionan mejor en caso de precipitaciones atmosféricas (lluvia, nieve), en caso de niebla densa, además de tener niveles de "ruido" más bajos.

Debe haber sido una tarea de ingeniería difícil encajar una matriz tan grande en una carcasa compacta. Había que resolver los problemas de refrigeración y consumo de energía, y Pulsar lo ha conseguido y no hay sobrecalentamiento. Aparentemente, la carcasa de aleación de magnesio resuelve este problema.

Otra de las principales innovaciones del Pulsar Axion LRF XQ38 es un telémetro láser integrado con un alcance de hasta 1.000 m, con una precisión de medición de 1 m. El telémetro láser funciona en los modos de escaneo y medición individual. Hasta ahora, sólo había un dispositivo dentro de la línea de dispositivos de imagen térmica de observación Pulsar que contara con un telémetro láser incorporado: los binoculares Pulsar Accolade 2 LRF XP50. Un buen dispositivo de imagen térmica con excelentes prestaciones, pero caro.

Hasta ahora, el llamado "telémetro estadimétrico" venía en los monoculares de imagen térmica Pulsar. Repasemos cómo funciona: en la pantalla aparecen dos líneas que se aproximan a los puntos superior e inferior del objeto con dimensiones predeterminadas –un ciervo, un jabalí, una liebre–, tras lo cual el aparato calcula la distancia. Está claro que este método de medición proporciona una distancia muy aproximada al objetivo y, por desgracia, carece por completo de la eficacia en la medición, una importante característica.

Como ya he mencionado, el Pulsar Axion LRF XQ38 tiene un mayor rango de detección (identificación) segura de objetivos en comparación con la serie anterior debido a su gran matriz. El cazador tiene la posibilidad de empezar a disparar desde largas distancias. Y aquí se plantea la cuestión de medir las distancias con precisión.

Sin duda, disponer de un telémetro láser  es una necesidad urgente para los cazadores que quieren disparar a largas distancias. He aquí un ejemplo: la caída respecto al punto de mira de un cartucho 308 Winchester –que corresponde a uno de 7,62 mm– a una distancia de 300 m es de unos 50 cm cuando se calibra a 100 m, cálculo para un cartucho Norma con una bala Oryx de 10,7 g. Incluso el calibrado a 200 m da una desviación hacia abajo de casi 30 cm a una distancia de 300 m.

En mi opinión, el concepto de combinar un dispositivo de imagen térmica y un telémetro láser en un solo aparato es ideal para los cazadores que prefieren la caza nocturna a larga distancia.

Además, el dispositivo es realmente compacto: se puede meter fácilmente en el bolsillo de una chaqueta de invierno y sólo pesa 380 g sin batería.

Hablemos ahora de las diferencias de la carcasa con respecto a la serie Pulsar Axion XM. Aparte de la "cresta" en la carcasa de magnesio para instalar un telémetro láser, sólo hay algunas diferencias. Al igual que antes, el dispositivo puede soportar un "baño" a una profundidad de 1 metro durante media hora, lo que corresponde a la norma IPX7. Como antes, la alimentación proviene de una batería reemplazable. Pero también hay diferencias. La antigua batería del APS 3 tenía una capacidad de sólo 3.200 mAh, mientras que la nueva batería del APS5 tiene una capacidad significativamente superior: 4.900 mAh.

Además, se ha cambiado el cierre de la batería. Ahora se retira de la superficie del extremo de la carcasa, debajo del objetivo, y se bloquea la propia batería girando la tapa de la misma. Se debe a que con el anterior diseño no se sabía con seguridad cuando se había bloqueado el pestillo: se ponía la batería en la ranura y nunca quedaba claro si estaba fijada o no.

Por cierto, ahora la tapa de la batería es extraíble. Me sorprendí un poco cuando vi este artículo incluido en el embalaje. De hecho, ahora incluso vienen dos cubiertas de este tipo, para su uso en caso de pérdida,  por lo visto.

Otra innovación es una montura de trípode fotográfico de ¼ de pulgada. En la serie Pulsar Axion XM, este soporte estaba en la base de la carcasa (lo cual es lógico), en la parte delantera, y estaba situado junto al retén de la batería. La montura era muy poco profunda y el aparato se tambaleaba en el trípode. Se informó de este problema (algo de agradecer) en los dispositivos Pulsar y se rediseñó el montaje: el soporte se encuentra ahora en el extremo delantero de la carcasa y el kit incluye un acople en forma de L para sujetar el dispositivo al trípode.

En mi opinión, la decisión es muy razonable. La montura está cubierta por una tapa de goma, que se fija a la carcasa. Al colocar el acople, el tapón no interfiere: se pliega en el hueco entre la carcasa y el propio clip.

El Pulsar Axion XQ tiene un conector USB tipo C en lugar del micro-USB que tenía el Pulsar Axion XM. El objetivo principal es suministrar energía externa desde una fuente de alimentación o cargar la batería.

Por cierto, el cargador externo incluido en el kit me impresionó: es de aluminio, tiene un potente radiador y está diseñado para cargar dos baterías a la vez. El nuevo adaptador de corriente admite la tecnología de carga rápida cuando se utiliza una batería APS5.

Otras funciones incluidas: pantalla AMOLED con una resolución de 1024×768 píxeles que funciona a temperaturas de hasta -25 °C y lente con una distancia focal de 38 mm que tiene un zoom óptico de 3,5x y un zoom digital adicional de 3,5-14x.

Otras funciones resultan ya conocidas en los dispositivos Pulsar: paletas de colores intercambiables (ocho paletas), Image Boost, 4 perfiles de observación (montaña, bosque, identificación y personalizado), desactivación temporal de la pantalla.

Ahora hablemos de lo que falta en este dispositivo. En el modelo Pulsar Axion LRF XQ38, Pulsar ha preferido descartar el módulo Wi-Fi integrado para conectarse al teléfono móvil a través de la aplicación Stream Vision, además de la grabadora integrada para la grabación de imágenes en pantalla. Al mismo tiempo, salió a la venta otro modelo, el Pulsar Axion XQ38, sin el código LRF, que cuenta con grabadora y módulo Wi-Fi, pero que carece de telémetro láser. En mi opinión, esta división resulta algo artificial. Aunque sea posible arreglárselas sin grabadora, personalmente me parece mal que falte el módulo Wi-Fi en el Pulsar Axion LRF XQ38. Ya me he acostumbrado a esta característica y a la comodidad de trabajar con Stream Vision, que permite utilizar el teléfono como visor externo además de actualizar el software con nuevo firmware.

Creo que se puede pensar perfectamente en recuperar en el Pulsar Axion LRF XQ38 como mínimo el módulo Wi-Fi y la posibilidad de salida de señal de vídeo a un dispositivo externo mediante USB de tipo-C, algo ya disponible en algún dispositivo nuevo.

Ahora, después de revisar directamente este dispositivo de imagen térmica, voy a probarlo. Sigue los resultados en mi canal de YouTube.