es

Deutschland

Italia

España

United Kingdom

United States

中国

Lietuva

Protegerse del frío en las monterías invernales

Una vez, cuando vivía en Wisconsin, hacía bajo cero pero el agua todavía no se había congelado. Di un paso en falso y me caí al agua con el peto de vadeo. Tuve que quitarme los vadeadores, nadar hasta la orilla, salir con la ropa congelada y sentarme en el vehículo en calzoncillos. – Empleado de Pulsar (Se oculta su nombre para proteger la privacidad)



Hay dos cosas que contrastan con las cacerías de ciervos de última temporada: Mejor movilidad de los animales y peor clima invernal. Aunque la percepción del frío no resulta igual para todo el mundo, infinidad de cazadores se enfrentan a temperaturas extremas para llenar el zurrón. En Estados Unidos, los cazadores de patos e incluso los cazadores de pavos de los albores de la primavera son buen ejemplo de lucha contra clima extremo.

Si se viste apropiadamente, una persona corriente puede soportar 0 grados centígrados (32 grados Fahrenheit) de manera segura, dependiendo de las limitaciones, las condiciones y la salud de cada una. Sin embargo, el frío extremo, incluso cuando se está apropiadamente vestido, puede ser muy peligroso. La congelación y la hipotermia, que son causa de muerte, pueden padecerse en pocos minutos de exposición. Y para sorpresa de muchos, tampoco lleva mucho tiempo ponerse en riesgo de sufrir hipotermia: basta con que la temperatura corporal caiga debajo de los -35 grados centígrados (95 grados Fahrenheit). El riesgo aumenta exponencialmente en mojado.

Aunque no es frecuente, en el mundo de la caza se dan muertes por hipotermia cada año. En 2016, el cantante de la banda de música country Backroad Anthem, Craig Strickland y su amigo Chase Morland, murieron de hipotermia mientras se encontraban en una cacería de patos en Oklahoma.

Incluso en zonas cálidas como Texas, el clima extremo del invierno puede sorprender a los cazadores con la guardia baja. En 2017 tres cazadores se aventuraron en el sudeste de Texas para también cazar patos. Aunque la temperatura no era muy baja para cazadores curtidos, el viento era intenso, y los residentes del sur de Texas no están acostumbrados al frío extremo. Los tres jóvenes y uno de sus perros murieron a causa de la exposición. Pero no se trata de un peligro exclusivo de los cazadores de patos: la hipotermia es la principal causa de muerte entre las aves acuáticas.

Nadie quiere desaprovechar la mejor oportunidad de la temporada y por eso hay que subirse a una torreta o un árbol en los días más fríos del año. Aquí queremos que todo el mundo vuelva al campamento sano y salvo para compartir así aventuras y trofeos, además de transmitir la tradición y los valores de la caza. Por ello, hemos recopilado los consejos de los más expertos y experimentados cazadores sobre cómo mantenerse abrigados durante la caza.

Índice de enfriamiento por viento
Según sciencing.com , “el enfriamiento por viento es una medida de la tasa de pérdida de calor del cuerpo cuando se expone a bajas temperaturas con viento”. El índice de enfriamiento por viento hace que las temperaturas peligrosamente frías sean aún peores. El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos proporciona información sobre el índice de enfriamiento por viento, con pronósticos regulares del tiempo. Según cuentan, “el cálculo utiliza la velocidad del viento en millas por hora y la temperatura en grados Fahrenheit . Por ejemplo, una temperatura de -5 grados Fahrenheit (-15 grados centígrados) que coincide con un viento de 20 mph (algo más de 32 km/h) da un enfriamiento por viento de cerca de -30 grados Fahrenheit (casi -35 grados centígrados). Es decir, el cuerpo pierde calor a la misma velocidad que cuando la temperatura del aire sin viento ronda los 30 grados Fahrenheit (es decir, -34,44 grados centígrados). Con valores de enfriamiento por viento cercanos a -25 grados Fahrenheit (-31,66 grados) significan que la congelación es posible en 15 minutos”.

El Servicio Meteorológico Nacional emite avisos y advertencias sobre el frío por viento que deben aparecer en los noticiarios locales. Antes de salir al campo:

  • Escucha el pronóstico del tiempo.
  • ¡Ponte capas!
  • Protege la piel de la exposición al viento y el frío.
  • Limita el tiempo que pasas fuera.

Mantente seco
El cuerpo pierde calor más rápidamente cuando está mojado. Por eso es tan importante permanecer seco al cazar. Vestirse y cubrirse de capas ayuda a recorrer con comodidad el camino de ida y regreso al puesto, además de cuando estamos sentados o esperando.

La primera capa debe ser de tejido sintético que absorba la humedad. A algunos quizás les extrañe, pero en el camino hasta el puesto se puede sudar. El sudor es un peligroso enemigo cuando hiela. Una vez en el puesto o en la torreta, podemos ponernos más capas para mantener el calor. Esto debe incluir una capa exterior impermeable, por ejemplo con un conjunto de chaleco y abrigo o uno de peto y abrigo. Llévate estas capas adicionales en la mochila.

Es una leyenda urbana que se pierde la mayor parte del calor corporal por la cabeza, pero un gorro o un pasamontañas que cubra toda la cara ayudarán a retener el calor y de paso protegerá la piel.

Cómo hacer capas para la caza en clima frío

  1. La capa base, que absorbe la humedad, ha de estar en contacto con la piel
  2. Tejidos térmicos de ajuste más holgado: esta capa debe ser muy cómoda y no apretar para así lograr una amplia y total libertad de movimientos
  3. Capa media: Camuflaje resistente a la intemperie
  4. Capa exterior: Abrigo impermeable y cortaviento, chaleco, monos o petos
  5. Gorro, pasamontañas , guantes o manguitos para calentar las manos


Al considerar cuáles son las mejores opciones de ropa deberemos descartar el algodón. Los mejores materiales para climas fríos son los tejidos sintéticos, el Gore-Tex, el nylon, la felpa y la lana.

Las botas adecuadas
Las botas deben ser un poco amplias para permitir la circulación de la sangre, esto mantendrá mejor el calor. Los revestimientos de calcetines y calentadores químicos para pies como HotHand o Termacell Insole son muy prácticos. Las compresas calientes que se activan por aire o productos químicos son perfectas para los manguitos o los bolsillos del abrigo o el pantalón y así añadir una capa adicional de comodidad.

Mantenerse caliente en un puesto fijo o una torreta
• Llevar una alfombra o un pedazo de cartón resulta muy confortable en el puesto o la torreta. Siéntate en la alfombrilla y pon el cartón bajo los pies, para aislarte del frío del suelo o de la base del puesto o la torreta.
• Los puestos fijos resultan idóneos para una estufa de propano.
• Lleva un saco de dormir para envolverte.

Cómo hacer tu propio kit de supervivencia de caza
Se puede sudar en el camino de ida y vuelta al puesto de caza. Lleva en la mochila capas adicionales para poner o quitar y así evitar el calor o el frío excesivos.
No es raro que los cazadores se pierdan mientras cazan en espacios salvajes. Incluso si has recorrido el trayecto de ida y vuelta al puesto un millón de veces, el rápido crecimiento de la vegetación , el mal tiempo, la pérdida de luz o seguir un rastro de sangre pueden llevar a que nos equivoquemos de ruta. En serio, no hace falta más que un pequeño despiste o unos pocos pasos para alejarnos del sendero y quedar completamente perdidos en el bosque. No importa cuántas veces hayas cazado en un coto o en una parcela: siempre, siempre lleva un kit de supervivencia.

Aunque no lo tengas previsto, prepárate para pasar al menos una noche o dos a la intemperie en caso de que te pierdas. Lo bueno del caso es que la mayoría de las personas que se pierden son localizadas antes de que transcurran 24 horas del aviso de desaparición, así que siempre dile a alguien dónde vas y cuándo esperas estar de vuelta. Lleva cinta de balizaje o algún medio de señalización del sendero para marcar recorridos. Una cámara termográfica como el monocular Axion de pulsar, el visor Thermion o los prismáticos Accolade harán perfectamente visibles los trofeos en plena noche.

Un kit de supervivencia debe incluir:

  • Múltiples maneras de iniciar un fuego y yesca
  • Manta térmica de emergencia de Mylar
  • Teléfono celular cargado
  • Agua y filtro de agua
  • Tentempiés y bocadillos ricos en calorías y proteínas
  • Estufa de campamento compacta con recipiente (Se puede derretir la nieve para obtener agua. No comas nieve sin derretir.)
  • Un dispositivo de señalización como un silbato, un espejo o una radiobaliza de emergencia de uso personal
  • Linterna y pilas de repuesto
  • Brújula

Si no estás acostumbrado al clima extremo, lo mejor es permanecer guarecido, sin importarnos por cuánto se estén moviendo los trofeos. El Dr. David A. Greuner del centro NYC Surgical dice, “Es seguro estar a la intemperie si la temperatura es de 0 grados centígrados (32 grados Fahrenheit) o más. Si la temperatura cae entre -10,5 grados centígrados (13 grados Fahrenheit) y -0,5 grados centígrados (31 grados Fahrenheit), hay que hacer pausas para guarecerse del frío aproximadamente cada 20 o 30 minutos. Si las temperaturas de enfriamiento por viento son de -10,5 grados centígrados (13 grados Fahrenheit) o más bajas, se debe permanecer a cubierto.”

Ni el mejor de los trofeos compensa correr ese riesgo...

Source - Sellmark Corporation